martes, 21 de octubre de 2014

Luces, cámara... ¡acción!

El pasado sábado, 18 de ocubre, se celebró la IV jornada de vídeos y salud. Después de Madrid, Bilbao y Granada, era el turno de Barcelona.

Como ya he comentado por alguna red social, para mí fue una experiencia muy enriquecedora. Si hay algo que todos los ponentes me han transmitido es que uno puede conseguir lo que se proponga teniendo ganas e ilusión. No es necesario tener un gran presupuesto para hacer un buen vídeo. Utilizando un smartphone o una tablet podemos realizar vídeos de calidad.

Durante estos días también he podido desvirtualizar a esas personas a las que sigues y con las que interaccionas varias veces al día o a la semana: Esther, Rosa, Mónica, Rocío, Iñaki Extxebarría, Rut, Paco, Fernando... ¡Seguro que me dejo alguno por mencionar! Por supuesto, también he visto a los ya conocidos y amigos: Ruth, Tere, Miguel, Lourdes, Rafa, Iñaki González, Olga, Manuel, Mª Ángeles y otros muchos más. Siempre es un placer volver a reencontrarnos.

Mención especial merece el comité organizador, que ha realizado un gran trabajo antes, durante y después de las jornadas. ¡Enhorabuena! En breve tendréis todos los vídeos disponibles en su canal de Youtube.

Hace poco, leía el post de Fernando Campaña sobre estas jornadas y puso un vídeo que me gustó mucho cuando se publicó y que quiero compartir con vosotros. Se llama '7 minutos':


"Siete minutos es el tiempo que tienen los médicos de asistencia primaria para visitar a cada paciente. Una atención de calidad requiere más tiempo"

lunes, 15 de septiembre de 2014

Érase una vez la Troncalidad

El pasado mes de agosto se publicó en el BOE el Real Decreto definitivo de la (famosísima) Troncalidad.

Pero esto no es de ahora...

En noviembre de 2003 se aprobó la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS), en la que ya se hablaba de la Troncalidad. Es decir, que, en realidad, lleva aprobada más de 10 años. Durante los años siguientes, ha habido mucho debate. Desde el CEEM, este tema siempre ha sido tratado en las reuniones con el Ministerio, suponiendo siempre un tira y afloja.

En el año 2010 se produjo un punto de inflexión: un nuevo examen tras el periodo troncal. Esto era totalmente inadmisible. Por ello, se convocó una manifestación para el 13 de mayo de ese mismo año. Todo estaba preparado: pancartas, batas, autobuses desde varios puntos del país... Hasta que la tarde del 12 de mayo recibimos un fax desde el Ministerio aceptando todas nuestras reivindicaciones. Esto nos dejó con un sabor agridulce: bien porque conseguimos lo que nos propusimos; pero mal porque ya estaba todo preparado y nos apetecía dar un poco de guerra (para qué negarlo). Después, todo permaneció más o menos en stanby, llegando el año 2012 en el que finalicé la carrera y mi trabajo en el CEEM, y me centré en el examen MIR.

Así llegamos a 2013 y 2014, años en los que ha empezado a revolverse todo esto de nuevo. Nuevos posicionamientos y nuevas manifestaciones. Y el Ministerio a su bola, como siempre. De sobra es conocido el problema con los numerus clausus, las plazas MIR, la falta de espacio en los hospitales para todos... Pero de esto ya hablaremos otro día.

Tal y como iniciaba este post, en julio se aprobó el RD de Troncalidad y hay muchos aspectos destacables; pero me centraré en lo que más me interesaría ahora mismo como residente:
  • Durante el periodo troncal del programa formativo oficial de las especialidades troncales no se autorizarán rotaciones externas. La duración de las rotaciones externas durante el periodo de formación específica del programa oficial de las especialidades troncales no podrá superar los 4 meses, en la totalidad de dicho periodo. Esto supondrá un gran problema en algunas especialidades de mi hospital. Por ejemplo, los residentes de Cardiología rotan durante un año en la unidad de arritmias del Hospital General Universitario de Alicante. Algunas especialidades, como Psiquiatría o Neurología, hacen bastantes rotaciones externas; pero no les cuentan como tal por convenios entre hospitales. Donde está la ley está la trampa, ¿no?
  • El diseño y la estructura básica del libro del residente se llevará a cabo, en lo que se refiere al periodo de formación troncal, por la comisión delegada de tronco que en cada caso corresponda y para el periodo de formación específica por la comisión nacional de la especialidad. Si no era lo suficientemente inútil rellenar uno, ahora habrá que hacerlo con dos.
  • La evaluación del último año de tronco podrá ser positiva, negativa recuperable o negativa no recuperable. Tendrá carácter de evaluación final de tronco y se llevará a cabo por el comité de evaluación al concluir el noveno mes del último año del periodo troncal. Es decir, que la evaluación será 3 meses antes de acabar el tronco.
    • Si la evaluación es positiva: el residente podrá realizar una rotación de 3 meses en áreas de especial interés, que no se considerará como rotación externa y que se tendrá que realizar dentro de la comunidad autónoma.
    • Si la evaluación en negativa recuperable: la recuperación se llevará a cabo en los 3 últimos meses del periodo troncal.
  • El cupo de plazas en formación que integrará la oferta de reespecialización para todo el Estado se referirá a especialidades deficitarias [...]. Este cupo no podrá ser superior al 2 % de las plazas ofertadas para la totalidad de especialidades troncales en la convocatoria anual en la que, en su caso, se incluyan. El porcentaje máximo de plazas en formación que podrán ofertarse en cada comunidad autónoma [...] no podrá ser superior al 10 % del total de las ofertadas por la correspondiente comunidad autónoma en la convocatoria nacional en la que se incluyan.
  • A las personas con discapacidad que obtengan un título de especialista en ciencias de la salud por el sistema de residencia, habiéndose acogido al turno de personas con discapacidad, y participen en pruebas selectivas posteriores para acceder a otro título de especialista por dicho sistema no les será de aplicación el porcentaje del 7 % de las plazas ofertadas que se asignen a personas con discapacidad en dichas convocatorias. Vaya por delante que estoy totalmente en contra de esta llamada "medida de acción positiva", no le encuentro el sentido. ¿Cupo para una cosa y no para otra? ¿Discapacitado para una prueba y no para otra?
  • La puntuación mínima exigible para superar la prueba objetiva se obtendrá aplicando un porcentaje a la media aritmética de las diez máximas valoraciones individuales obtenidas en dicha prueba, [...]. No se establece un porcentaje fijo. Parece que se podrá ir modificando en cada convocatoria. El peso de la prueba y del expediente siguen igual.
  • En las especialidades troncales, la elección se realizará en dos fases. En la primera fase se elegirá tronco y unidad docente del periodo troncal; la segunda fase se llevará a cabo una vez cursado el tronco y obtenida una evaluación positiva de éste. En esta segunda fase, para la elección de unidad docente y especialidad, se ofertarán las plazas en formación de las especialidades incluidas en la convocatoria anual en la que se eligió tronco y unidad docente del periodo troncal. He aquí el quid de la cuestión. Sin duda, el punto más importante de todo este RD y que ha protagonizado todas las reivindicaciones de los estudiantes. Finalmente, el Ministerio se ha salido con la suya. Ahora sí que la residencia se convertirá en competición.
  • A partir de la convocatoria de pruebas selectivas 2015 para el acceso en 2016 a plazas de formación sanitaria especializada, no se ofertarán plazas en formación en régimen de alumnado de las especialidades de Hidrología Médica, Medicina de la Educación Física y el Deporte, Medicina Legal y Forense, y Farmacia Industrial y Galénica. Se confirma lo que aparecía en anteriores borradores.
  • La convocatoria de pruebas selectivas 2014 para el acceso en el año 2015 a plazas de formación sanitaria especializada se regulará [...] por la normativa vigente anterior a este real decreto. Es decir, que los que ahora os estáis preparando el MIR, no sufriréis la Troncalidad. Hubiera sido muy precipitado.

Una vez leído este RD, me surgen algunas dudas:
  • ¿Y si en la segunda fase me quedo sin plaza que quería? La gran pregunta.
  • ¿Y si quiero reespecializarme en una especialidad de otro tronco? Seguramente toque realizar de nuevo el examen MIR y hacer el tronco correspondiente; pero no se especifica en ningún sitio.
  • ¿Qué ocurrirá con las especialidades en régimen de alumnado? ¿Cada escuela hará su propia convocatoria?

lunes, 4 de agosto de 2014

Haciendo balance del año de R1

Hace poco más de tres meses que pasé de R1 a R2. Es un pequeño cambio en el papel; pero un gran cambio para los resis. Dejamos de ser pequeños y otros vienen a ocupar ese lugar; ¡pero si aún tengo mucho que aprender!

Vamos a hacer un repaso a las rotaciones de este año:
  • Medicina Interna (mayo-diciembre 2013). Una de las cosas que más valoraba es comenzar la residencia en mi servicio. Me parece algo fundamental para empezar a tomar contacto con el hospital. Estuve rotando con mi tutora. El ambiente en mi servicio es muy agradable y los resis somos como una pequeña familia (esto no ocurre en todos los servicios y somos un poco la envidia del resto, jeje). Sin embargo, no es todo perfecto, ¡ni mucho menos! Mi servicio es tremendamente resi-dependiente.
  • Urgencias (agosto 2013). Rotar por Urgencias cuando ya llevas dos meses haciendo guardias es totalmente inútil. Por las mañanas, los adjuntos apenas te dejan hacer cosas; pero a partir de las 15:00h, el chip cambia y todo lo puedes ver. No tiene mucho sentido, ¿no? Aparte de eso, aproveché la rotación para hacer procedimientos (paracentesis, punciones lumbares, toracocentesis) y aprender técnicas de enfermería (coger vías, cargar y poner medicación).
  • Neumología (enero y febrero 2014). Una rotación imprescindible. Me tocó rotar en meses de mucho trabajo en los que no salía antes de las 4 del hospital; pero he aprendido muchísmo. Además, los adjuntos trabajan muchísimo. En mi hospital, no hay residentes de Neumología y eso se nota, pues no nos necesitan para realizar el trabajo. El trabajo sale adelante haya residentes rotando o no.
  • Reumatología (marzo2014). Dado que tenemos un rotatorio externo específico para Enfermedades Autoinmunes, esta rotación es totalmente prescindible en mi opinión, al menos en mi hospital. Así se lo hicimos saber a nuestro jefe; pero nada...
  • Endocrinología (abril 2014). Una rotación muy útil. El manejo de la Diabetes y de la patología del tiroides es algo que un internista tiene que saber manejar sí o sí. La pega en mi hospital es que este servicio es muy pequeño y la rotación se queda un poco coja. Por ejemplo, apenas tienen 1 ó 2 ingresos cada mes o mes y medio, y no se encarga de las nutriciones, sino que lo hace el servicio de Farmacia Hospitalaria. Por eso, sugerimos rotar en el Hospital de Alicante, donde tienen una cartera y planta de hospitalización muy amplia; pero lo mismo que con lo anterior...
  • Radiodiagnóstico (mayo 2014). Tremendamente útil. Para un internista, la tomografía computerizada y la radiología general es fundamental. Además, las placas urgentes no se informan, por lo que es muy necesario tener conocimientos básicos para que no se pase nada.
¿Y qué pasa con las guardias? ¿Qué cambia de R1 a R2? El cambio más importante es que puedes dar altas tú sólo, es decir, sin la supervisión obligada de un adjunto. En los primeros meses de R1, la supervisión era obligatoria, de tal manera que los adjuntos deben firmar todos los informes de alta (los informes de ingreso siempre van supervisados y firmados por un adjunto, seas R1 o R5). A partir de esos primeros meses, la supervisión va siendo progresiva, ya que cada resi tenemos una evolución diferente.
Este año se ha introducido un cambio muy importante. Durante los 3 primeros meses de R1, todos los informes tienen que ir firmados electrónicamente por el adjunto (es decir, el adjunto tiene que introducir su tarjeta para validar la firma; no vale con escribir "supervisado por el médico adjunto Dr. X"), de tal manera que este año el sistema ya no permite que un R1 firme solo. Una vez pasados esos 3 meses, ya será posible que un R1 firme sólo, de tal manera que podrá utilizar la fórmula "supervisado por el médico adjunto Dr. X". Esto puede parece un engorro (para los adjuntos, claro); pero los R1 estarán más protegidos legalmente.
Eso sí, por las noches no ha cambiado nada. Sólo un adjunto baja en su turno (tanto si le toca de 00:00h a 03:00h como si le toca de 04:00h a 06:00h). Al resto, le llamas si algo chungo y no manejable pasa. Y, claro, como los R1 no pueden firmar solos, te toca ver el doble de pacientes: los tuyos y los del R1. En las noches tranquilas no nos importa; pero si la noche es mala... De esto te das cuenta cuando pasas a ser "resi mayor". De "pequeño" no caes en estas cosas, jeje.

Ahora toca disfrutar del verano y de las vacaciones. De julio a septiembre estaré rotando en mi servicio. En octubre comenzaré a rotar de nuevo, esta vez por Cardiología.
Y mientras leéis estas líneas, yo voy camino de Cádiz a pasar unos días de relax playero con unas amigas. Después, iré a Málaga con la familia.


¡Feliz verano a todos!

martes, 8 de julio de 2014

Rotando por Atención Primaria

En mi Facultad, durante el sexto curso de la carrera hay dos periodos de prácticas que son obligatorios: un mes por Medicina Interna y otro por Atención Primaria. Tuve la suerte de tener buenos tutores y ambas rotaciones me encantaron; pero he de reconocer que el hospital es el sitio en el que me siento más a gusto.

Durante el pasado mes de junio estuve rotando en el centro de salud Raval. En nuestro programa de formación se incluye un rotatorio de un mes por Atención Primaria. Si no recuerdo mal, salvo Pediatría, Medicina Interna es la única especialidad de mi hospital que rota por Primaria.

El centro de salud Raval es bastante tranquilo y atiende básicamente a la población del centro de Elche. Quizá es demasiado tranquilo para mí. Dentro de todas las consultas diarias, me ha sorprendido que gran parte de ellas son problemas sociales y muchos pacientes van a "desahogarse", por así decirlo. Sin embargo, la rotación me ha gustado mucho.
Pasar consulta con un médico de AP te hace tener otra visión y fijarte en las cosas que hacemos bien y mal desde el hospital; pero a ellos también les ayudamos a entender ciertas cosas que hacemos. Hablando se entiende la gente :)

Para terminar la rotación, el último día hice una sesión sobre diagnóstico diferencial de lesiones sólidas hepáticas.

Aproximación diagnóstica a las LOEs hepáticas from Cristina Conde


Ahora ya estoy de vuelta en el hospital. Estaré de julio a septiembre en mi servicio y en octubre comenzaré de nuevo a rotar. Aunque durante la época estival suele haber una menor carga asistencial, ahora mismo estamos viviendo justo lo contrario. De hecho, mi planta iba a cerrarse y no se ha podido por la alta ocupación que tenemos (actualmente de un 147%). Además, estamos también terminando de preparar las comunicaciones que presentaremos en el XXXV Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna, así que estamos trabajando a toda máquina mañana y tarde. Esperemos que esto se vaya tranquilizando en las próximas semanas...

martes, 3 de junio de 2014

¿Sonríes? Proyecto #A1000Manos


A Manuela le duele el pecho. Ella tiene 63 años y es hipertensa, sin presentar ningún otro antecedentes ni factor de riesgo cardiovascular. Dice que le duele el pecho desde hace unas dos horas, describiéndolo como una presión sin ningún tipo de irradiación ni cortejo vegetatito asociado. Le hago un electrocardiograma, que únicamente muestra un bloqueo de rama derecha (muy típico en pacientes mayores). Decido que pase a observación mientras sale la analítica y le hacen una radiografía de tórax. La tarde está siendo tranquila, así que me acerco a su cama e intento indagar algo más sobre su vida diaria para poder filiar bien ese dolor.

Resulta que Manuela es la cuidadora principal de su marido, que tiene una enfermedad de Alzheimer algo avanzada. Me dice que ella se encarga de vestirle, asearle y darle de comer, y su hija me lo corrobora. Cada día le va costando más porque ella también va teniendo sus achaques; pero no quiere abandonarlo en una residencia.

Me siento en la cama, a su lado, y le informo que tanto la analítica como la radiografía están bien, por lo que, de momento, su corazón (al menos, su parte orgánica) no está sufriendo; pero...
Le digo que hay cosas de las que ya no puede hacerse cargo, como levantar o duchar a su marido, que no puede con su peso. Ella asiente con la cabeza, entre lágrimas. Me dice que ya lo sabe, que es consciente de que no puede ayudarle como antes; pero no quiere molestar a sus hijas (tiene 3) y que no quiere llevarlo a una residencia. Le explico que no tiene que sentir vergüenza por pedir ayuda, sino todo lo contrario: hay que ser muy valiente para hacerlo. Me pregunta sobre la evolución de la enfermedad de su marido. Los neurólogos ya le han explicado que no tiene cura y que irá progresando, que tendrá días mejores y peores; pero que llegará un momento en que no les reconozca. Se lo corroboro. Le digo que es cierto, que así será. Necesita saberlo para poder afrontar los momentos que vendrán.

Manuela, su hija y yo lloramos.

Después, Manuela me sonríe. Sonríe y me dice que necesita ayuda, que sus hijas ya se lo habían dicho muchas veces. Dice que ahora está preparada para hacerlo.

A las pocas horas, Manuela y su hija se van a casa sin dolor, y con el alivio y las ganas de querer hacer lo mejor para su marido y padre, respectivamente. A veces no necesitamos fármacos...
Después, llegó la noche. Fue una de las noches más duras que recuerdo estando de guardia: SAMU, infarto, código ictus... Pero, después de todo, a la mañana siguiente salí satisfecha.

Este post se engloba dentro del proyecto #A1000Manos que han iniciado Iñaki y Rut. No sé si os sacaré una sonrisa; pero espero que os guste.

domingo, 1 de junio de 2014

Rotando en Radiodiagnóstico

Recién terminada mi rotación por el servicio de Radiodiagnóstico. Los residentes de Medicina Interna rotamos durante un mes por allí y el jefe del servicio nos da un planning para que pasemos por todas las secciones: radiología general, ecografía, mama, TC de cráneo y tórax, TC de abdomen y digestivo (básicamente, tránsitos con el contraste baritado). También hacen hiterosalpingografías y algunas técnicas de radiointervencionismo; pero no tienen días fijos en el planning y podemos ir a verlo cualquier día que queramos porque tampoco se hacen mucho.

El balance ha sido muy positivo. Para mí, lo que más utilidad ha tenido es la radiología general, principalmente de cara a las guardias. Durante las mismas, las radiografías simples (tórax, abdomen u otras partes de la anatomía) no se informan, así que en caso de duda, tienes que ir a preguntar al radiólogo de guardia si esa manchita que ves es algo o nada :P
También me han gustado mucho los días que he estado viendo imágenes de TC, ya que en mi especialidad es algo bastante habitual pedir este tipo de prueba.

Por la única sección que no pasamos es por resonancia magnética, ya que es un servicio externalizado en la Comunidad Valenciana y funciona totalmente aparte.

Por lo demás, es un servicio que tiene gente joven (aunque no todos, jeje) y creo que los resis que vamos a rotar por allí les hacemos ver, en la medida de lo posible, nuestro punto de vista, sobre todo cuando vamos a pedirle una ecografía o una TC durante las guardias.

Ahora ya sólo me queda hacer la sesión, que será sobre LOEs hepáticas. Es un tema que me pareció interesante porque cada tipo de lesión se ve de manera diferente según la ecografía o la fase (arterial, portal o tardía) de TC que se use.

Ahora me espera un mes de junio en el centro de salud. Atención Primaria siempre me ha gustado, aunque reconozco que soy animal hospitalario ;)))

lunes, 12 de mayo de 2014

jueves, 8 de mayo de 2014

Las primeras rotaciones

El pasado mes de enero dejaba mi querido servicio para adentrarme en el mundo de las rotaciones. Hasta entonces, sólo había salido de mi servicio para realizar la rotación por el servicio de Urgencias, que fue allá por el mes de agosto. Dado que, de momento, hago todas las guardias ahí, digamos que esa rotación no era nada nuevo, la verdad.

Durante los meses de enero y febrero estuve en el servicio de Neumología. No voy a negar que la rotación fue un poco dura, ya que me pilló en plena época de exacerbaciones, infecciones y gripe A, y no había día que saliera antes de las 4 de la tarde; pero, sin duda, todo ello ha hecho que haya sido una rotación muy aprovechada. He aprendido a interpretar (bien) una espirometría, me han permitido realizar toracocentesis (algunas guiadas por ecografía) y broncoscopias, he visto mis primeras acropaquias (en la imagen comparo mi mano con la de un paciente) y he aprendido a evaluar los tratamientos en pacientes con EPOC y asma bronquial. Sin olvidarnos tampoco de la famosa gripe A, por supuesto. Además, mi tutora en ese servicio era una adjunta que llevaba sólo 3 meses en el hospital, así que las dos nos enseñábamos cosas mutuamente: ella me enseñaba la Neumología y yo a manejarse por el hospital (conocer a otros residentes y adjuntos, cómo pedir ciertas pruebas, etc.).
Dentro de la rutina de infecciones respiratorias y EPOC, tuvimos dos casos interesantes: alveolitis alérgica extrínseca y una sospecha de fibrosis quísitica. De la primera ya hice una sesión y de la segunda, estamos a la espera de algunas pruebas para presentarla bien.

El mes de marzo lo he pasado en el servicio de Reumatología. Esta rotación y en la que estoy actualmente (Endocrinología) tienen un perfil bastante distinto, ya que su actividad está más centrada en las consultas externas que en la planta de hospitalización. A pesar de ello, tuve suerte y pillé algún paciente ingresado, con lo que pude recrearme bien en la planta durante gran parte de algunas mañanas, jeje. Reumatología no es una especialidad estacional (como sí son Cardiología o Neumología, por ejemplo, que rebosan de pacientes durante los meses invernales), sino que más bien depende del azar que veas abuelitas y abuelitos artrósicos todo el día, o bien alguna cosa más interesante, como un lupus (sí, doy fe de que existe), un fenómeno de Raynaud o una artritis reumatoide. Puntos a favor de esta especialidad son la gran cantidad de ensayos clínicos que tienen abiertos, al menos en mi hospital, y la estrecha relación que mantiene con el servicio de Farmacia Hospitalaria para la administración de los diferentes fármacos (metotrexato, anticuerpos monoclonales...).

Durante el mes de abril, he estado rotando por el servicio de Endocrinología, que mantiene las características de Reumatología: mucha consulta externa y poca hospitalización. En mi hospital, es el servicio de Farmacia el que se encarga de las nutriciones y no Endocrino, por lo que este último tiene una actividad limitada. Aun así, he tenido bastante suerte y hemos tenido varios debuts de Diabetes mellitus tipo 1 y alguna cetoacidosis diabética. He aprendido, también, el manejo de las insulinas, algo que me parece fundamental para un internista en potencia. También me ha gustado la diversidad de pacientes vistos en la consulta: tiroides y patología de la hipófisis principalmente.

Abril se acabó y ya estamos comenzando mayo, mes en el que estaré rotando por el servicio de Radiodiagnóstico (cariñosamente bautizado como la batcueva) y de las temidas evaluaciones. Toca actualizar el libro del residente (sobre esto ya hablaré en otro post...), hacer la memoria del año (igual de útil que el libro) e ir reclamando evaluaciones y firmas por el hospital. Ya os contaré cómo ha ido. Por el momento, en la segunda quincena del damero de guardias de mayo ya aparece un 2 (y no un 1) al lado de mi nombre, y eso da miedito...

P.D.: ¡Ya tenemos resis pequeños en el servicio! Por cuarto año consecutivo, se repite la dinámica de chico y chica. En breve tendremos a María y a Guillermo con nosotros :)

lunes, 5 de mayo de 2014

I Jornada sobre Cuidados Paliativos 2.0

Foto con la que participo en el concurso
El próximo sábado, 10 de mayo, se celebrarán las primeras jornadas sobre Cuidados Paliativos 2.0 en el Hospital General Universitario de Alicante.

El pasado 29 de abril debatimos sobre los cambios que se tienen que llevar a cabo para que un congreso sea realmente atractivo y útil, y estas jornadas precisamente engloban muchas de las características que comentamos. Son gratuitas y multidisciplinares (abiertas a profesionales de la salud, cuidadores, familiares...).

Además, y para empezar marcando diferencias, abrieron un concurso sobre fotografía, en Instagram, titulado Cuidados y enfermedad. Participo con la foto que veis al lado de estos párrafos. Además, si asistís físicamente a las jornadas, la veréis impresa por allí. Desde aquí, muchísimas gracias al jurado por elegirla.

Desafortunadamente, no podré asistir porque estaré en las Jornadas de Residentes de Medicina Interna de la Comunidad Valenciana, que se celebra los días 9 y 10 de mayo en Gandía. Aun así, auguro un gran éxito para estas jornadas. Sólo tienes que echarle un vistazo a su programa y enseguida querrás inscribirte, ¡no te lo pierdas!

domingo, 27 de abril de 2014

Nos vamos de Congreso

Esta frase fue de las primeras que oí al llegar a mi servicio el pasado mes de junio tras acabar los cursos iniciales que imparte el hospital. Casi sin tiempo a aterrizar, tocaba ponerse a meter datos para poder hacer los pósters y buscar casos clínicos interesantes para presentarlos. En este caso se trataba del Congreso anual de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se celebró el pasado mes de noviembre en Málaga.

Lo primero que te hecha para atrás es el precio de las inscripciones:

Éstos son los precios de las inscripciones del próximo Congreso, que se celebrará en Murcia del 19 al 21 de noviembre

Esto es de locos. Después de haber ido, no lo vale ni por asomo. Durante los años de representante estudiantil, he podido colaborar con varios Comités Organizadores del Congreso de Educación Médica que organiza el CEEM cada año y puedo decir que se salen estupendos congresos para cientos de estudiantes de Medicina con presupuestos económicos. Obviamente, es a otra escala; pero es que es algo exagerado.
Si había algo que tenía muy claro, es que yo no iba a pagar semejante cantidad de dinero, así que tocaba buscar laboratorio que me lo pagara. No es ningún secreto (ni me avergüenza decir) que la inscripción al Congreso me la pagó Pzifer; el transporte, Daiichi Sankyo, y el alojamiento, Novo Nordisk. Esto no me obliga a nada con ellos, pues son conscientes de que soy R1 y sólo puedo prescribir en las guardias (y básicamente siempre es lo mismo). Ellos hacen su trabajo y yo, el mío (mi relación con los representantes dará para otro post, jeje).

Entonces, ¿qué me traigo yo del Congreso? Lo primero es que a un Congreso no se va a aprender. En éste, tomas referencias para estudiar en casa después. Es cierto que siempre te quedas con alguna cosa; pero para nada esto incluye todo lo que yo considero que es "aprender". Lo que sí aprendes con el Congreso es a crear una base de datos, ha diseñar un póster y a presentarlo, a utilizar el (maldito) SPSS... Para esto sí sirve un Congreso, para dar a conocer el trabajo que realizas durante el año previo, ¡que no es poco!
Durante el mismo, vas a las diferentes charlas que te interesan (nosotros, concretamente, fuimos principalmente a las que participaba uno de nuestros adjuntos) y vas buscando tu póster en las pantallitas para hacerte la foto de rigor con él, además de la sala donde tendrás que presentarlo.

Y, por supuesto, a un Congreso se va a socializar y a conocer la ciudad. En mi caso, era la primera vez que estaba en Málaga, así que tocaba paseo por el centro e ir a la playa a comer unos espetos, además de salir por la noche malagueña.

Después de todo el día en el Congreso, nos lo pasamos pipa en la noche malagueña

Y para finalizar...
  • Puntos positivos de este Congreso:
    • Diseñaron una aplicación muy intuitiva y útil.
    • Algunas charlas podían verse en streaming.
    • La localización. Málaga es una ciudad preciosa.
    • Fuimos todos los residentes juntos en una furgoneta, al estilo de la familia que somos :)
  • Puntos negativos de este Congreso:
    • El precio de las inscripciones. Desorbitado, sin duda alguna.
    • La localización del Palacio de Congresos. En medio de una autovía, lejos de todo.
    • Muchas charlas solapadas. Hay mucha oferta; pero esto hace que tengas que elegir entre varias que consideras interesantes.
    • El espacio para comer era muy pequeño para la gran cantidad de gente que estábamos allí.

¿Un Congreso es útil? Sí. ¿Es la panacea de la formación? No. Y para muestra, la charla sobre Medicina Interna 2.0, que tuvo de 2.0 sólo el nombre. Los congresos necesitan un cambio para que sean amenos y podamos aprovecharlos al 100%. Tarde o temprano, tendrán que adaptarse a los nuevos modelos de formación que demandamos los profesionales de la salud. ¡Todo un reto! A ver qué tal se nos presenta el de Murcia...

P.D.: Si has llegado hasta aquí, enhorabuena en primer lugar. No es fácil terminar de leer este testame... Digo, post. En segundo lugar, éste se engloba dentro del #CarnavalSalud de marzo, aunque sea algo tarde... Y, en tercer lugar, te esperamos el próximo martes, 29 de abril, a las 22:00 horas en el tweetup sobre este tema. Puedes participar con el hastag #cambiacongreso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...